30 de mayo de 2010

- La casa del diablo




Esta historia se remonta por los años de 1980 por la familia Puyana, esta es la historia:
Dicen que la familia Puyana es una de las familias más ricas de Bucaramanga, Santander (Colombia), pero esa riqueza no vanía de familia, o sea, de capital natural, sino que había algo turbio en ese dinero. Años atrás, hacia 1950, la familia Puyana era humilde y trabajadora, pero un día el padre (el jefe de la casa) se cansó y decidió tener dinero de la noche a la mañana. El hombre un día invocó al diablo y le planteó:
—Señor, quiero ser millonario, tener mucho dinero.
—Yo te lo doy con una condición —contestó el diablo—: tienes que darme tu alma dentro de 10 años.
—Está bien.
Al pasar el tiempo, los Puyana se volvieron ricos, tenían de todo, coches, casas, fincas y cantidad de dinero; pero al hombre se le olvidó su trato con el diablo. Llegó el día de entregar su alma al diablo, pero él se arrepintió; el diablo, furioso con el hombre, dijo que si no se iba con él, le iba a quitar a su hijo más querido, y el hombre no le creyó. Entonces el diablo, al ver la ironía del hombre, salió por la ventana de su lujosa casa, y desde entonces esa ventana es reconstruida pero siempre se cae, así esté recién puesta. Sin embargo, los Puyana siguen siendo una de las familias más ricas de Bucaramanga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada